Huellas

Anuncios

Cada noche.

Me encontrarás

Cada noche

En la estrella

Que brille más.

Ya no quiero

Más soledad.

Necesito tenerte

Para poder

Respirar.

Eres la brisa

Que me trae

Rumores

De felicidad.

No puedo

Seguir buscando

Sin más.

No te llego

A alcanzar.

Te vas corriendo

Y desapareces

En la profundidad

De mi ansiedad.

Pero en mis

Sábanas

Tu perfume

Perdurará.

Tu calor

Siempre está.

Aunque

Tu cuerpo

Anhelante

Vuele

Al más allá.

En mis versos

No apareces ya.

¿Dónde estás?

No me abandones.

Tu risa

Me hace despertar.

Tu pelo negro

Recordará

Las caricias

Grabadas

De tantas noches

Atrás.

Cicatrices

Que habitan

En mi alma

Y que sólo tú

Sabes borrar.

¿Dónde estás?

¿Vienes?

Por favor

Vuelve

Y no mires,

No busques más.
M.M.S.

Aquellas…

Aquellas ascuas que había

En nuestra hoguera

Se fueron apagando

Y sólo cenizas quedan.

Jirones de un corazón roto

Como cerámica recompuesta,

Así quedó nuestro amor

Una tarde cualquiera.

Recuerdos que vienen a mi mente

Y ojalá olvidarlos pudiera

Sepultar este trago amargo

Y por fin cerrar esa puerta.

Quiero tener esperanzas

Y seguir manteniéndola abierta.

Pero tú pasas de largo

Sin mirar hacia dentro siquiera.

Pesar como el que tiene mi alma

Para nadie lo quisiera.

Tan sólo quiero quererte

Y tenerte siempre a mi vera.

Cuando el rumor de la brisa

Te traiga suspiros de noches en vela

Entenderás este amor loco

Que por ti yo padeciera.

Entonces comprenderás mi sufrir

Esta terrible ceguera

Porque no hay luz en mi vida

Sólo oscuridad traicionera.
M.M.S.

Tus besos…

Saben tus besos

A uvas recién cortadas.

Saben tus labios

A suculentos manjares

En un vergel de esperanzas.

Saben tus caricias

A vientos de Otoño

Que traen recuerdos

De mocedad.

Sabe tu piel

A vino seco y espumoso

Como las olas del mar.

Saben tus abrazos

A la calidez de un fuego

En el centro de un hogar.

Sabe tu amor

A ilusiones plantadas

Que pronto florecerán.

Sabe …

¿A qué sabe esta pasión?

Sabe … 

Sabe … a tu perfume

Cuando no estás.

A veces, sabe 

A soledad.

En la noche, junto a ti,

Sabe a tiernas madrugadas

Donde siempre perdurará

El aroma de las rosas

Que ambos quisimos sembrar.

Y sabe

A la vida que juntos

Comenzamos a explorar

Y que no tendrá fin jamás.

Sabe …  

Sabe …

Sabores que nadie

Conocerá

Pero que cada amanecer

Nos traerá el rumor

De un nuevo despertar.
M.M.S.

A veces…

A veces necesitas

Que alguien te abrace,

Te comprenda

Y te guarde.

A veces necesitas

Estar sola

Aunque estés rodeada

De gente.

Es importante

Sentirse vivo

Y anhelante.

A veces la soledad

Es tu vía de escape.

Porque sólo

A veces

Hay alguien

Que te entiende.

Sólo a veces

Encuentras la calma

Que mereces.

A veces …

Cada noche

La luna resplandece.

Sola,

Sin nadie

Que la aprecie.

Pero sigue ahí

Y te mira

Fijamente.

A veces …

Necesito un hombro

En el que apoyarme

Y lo busco …

Pero no aparece.

A veces …

¡Cuántas cosas

Te diría…!

¿Para qué?

Nunca me entiendes.

Sólo te tengo

A veces …
M.M.S.

Me buscas…

Me buscas durante

Tus largas madrugadas.

Me sigues hasta llegar

A las preciosas alboradas.

Me sueñas a diario

Mientras abrazas

A tu almohada.

Pero no consigues

Atraparme,

Llevarme a tu lado.

Soy esquiva como rayo

De luna en la oscuridad

De una noche estrellada.

Soy fugaz como

Lágrima derramada

Por un torrente de emociones

Convertido en catarata.

Soy intangible en tus manos

Invisible a tus ojos 

De enamorado.

Pero siempre puedes

Acariciarme en tu alma,

Besarme en tus deseos

Y encontrarme entre tus sábanas,

Maravillosos lienzos

 de una vida

Para siempre entregada.
M.M.S.

Te vas?

No sé si te vas o te quedas

No sé si me quieres o me olvidas

No sé qué sientes en este momento

De infelicidad compartida.

Ya no hay llamas de pasión

No hay besos que toquen el corazón

No hay abrazos interminables

Tan sólo queda un continuo dolor.

Aquellos días felices se fueron

Se apagaron los fuegos

Fueron apareciendo temores,

Heridas y rencores.

Apareció el orgullo y rompió todo.

Pero nuestros corazones indomables

Seguirán luchando, librando una batalla

Que los lleve a ganar, incondicionales.

Entonces volverán las ascuas a arder

Volverán aquellos besos con sabor a miel

Aquellas caricias infinitas por nuestra piel.

Volverá ese amor tierno, inconfundible.

Volverá la pasión trémula, infatigable.

Volverá …

Volverá.

Yo sé que siempre volverás …

Porque yo soy tu descanso

Tu desatino y tu eterno anhelo …

Soy tu sueño salpicado de velos

Que se convierten

En brumas que envuelven tu consuelo.
M.M.S.